viernes, 28 de julio de 2017

10ª Feria del Libro Infantil: mil historias para contar

Entre risas, charlas y miles de historias escondidas en las nubes, la madrina de nuestra Biblioteca Ambulante Graciela Bialet, nos invitó a disfrutar de una tarde con dos de sus cuentos, “Imágenes” y “Carrera de Caracol”.

Imágenes, un relato dónde las nubes cuentan miles de historias a Anselmo, haciendo que sus tardes de caminatas, estén llenas de aventuras y personajes. Hasta que un día, las nubes compartieron con él un gran secreto, revelando uno de sus deseos más profundos… y al llegar a su casa, una sorpresa lo esperaba: su papá, quien por su trabajo tuvo que irse lejos, había vuelto… ¡la alegría de Anselmo explotó en besos y abrazos en familia!

Y como las nubes tienen escondidas muchas historias, las familias del salón se sumergieron en un mar de imaginación, inventando aventuras, viajes y muchas otras historias mirando las nubes… el salón se llenó de peces locos, piratas, autos, hamburguesas y niños/as jugando…

Hasta que una nube poco a poco se transformó en caracol… y Graciela nos contó la impresionante carrera olímpica junto a un cascarudo, una baquita de san Antonio y el caracol. Tito, un niño un poco aburrido en una tarde de otoño, se puso a entrenar a su amigo caracol para ser el campeón de la siesta. Las silenciosas calles se llenaron del canto de aliento “Caracol-col-col, caracol-col-col” ante el triunfo del pequeño insecto. Un sinfín de risas entre Tito y su amigo, fueron el sello de la tarde y el inicio de muchas otras aventuras…


Y con un gustito a ganas de más, cerramos la tarde con un sorteo de los libros de nuestra madrina para seguir disfrutándolos una y otra vez.





viernes, 25 de noviembre de 2016

Un cuento sobre los miedos y cómo vencerlos

Hoy escucharemos un cuento monstruoso. Y al igual que Martina, la protagonista de esta historia, aprenderemos a controlar nuestro miedo. Porque el miedo existe (¡y los monstruos también!). Lo que debemos hacer, entonces, es reconocer esos miedos y aprender a vivir con ellos.

Martina a veces tenía tanto miedo, pero tanto que no podía dormir. Un día de esos, finalmente, se decidió a llamar a su papá. Y su papá, que bien podría haber sido su mamá, su abuelo o una tía, le prometió que se ocuparía de esos monstruos que no la dejaban dormir.

Lo que Martina no se imaginaba es que, si su dormitorio se ponía patas para arriba, aparecía Anitram. ¡Y Anitram también sentía miedo de esos humanos que vivían cabeza abajo y peleaban con monstruos! Sentía miedo porque ella pertenecía al mundo de los monstruos ¡y no quería que ningún humano la alejara de su hermosa cama peluda!… Anitram sentía mucho, mucho miedo. Igual que Martina.


Hasta que se conocieron. Y cuando Martina y Anitram se conocieron, conocieron sus miedos y entonces fue que aprendieron a dormir juntas y, por supuesto, ¡ya no hubo más miedos! 


Yo mataré monstruos por ti
Santi Balmes
Ilustraciones: Lyona (Marta Puig)




viernes, 18 de noviembre de 2016

La lección de nubes: un corto sobre la adaptación a los cambios

El corto de hoy está lleno de nubes y nos trae un mensaje a cerca de como los accidentes pueden ser felices oportunidades.

Abuelo y nieto nos enseñan que las cosas no siempre resultan como las esperamos, pero que con creatividad, ingenio y buena voluntad podemos obtener resultados aún mejores a los previstos.
Un abuelo trata, sin éxito, de enseñarle a su nieto cómo hacer nubes: algodonosas, blancas y perfectas nubes. Pero las cosas no van tan bien como quisieran porque las nubes no salen y, para peor, se deforma la herramienta de trabajo.
Sin embargo, como sucede en la vida, respuestas nuevas generan soluciones nuevas, y así  una herramienta distinta da lugar a cosas distintas. De esa manera el abuelo descubre que los accidentes son mucho más de lo que parecen: nos dan la oportunidad de hacer cosas nuevas, distintas y grandiosas.

La creatividad y la capacidad de adaptarnos a los cambios nos fortalecen como personas y como familia. Podemos encontrar oportunidades simplemente con cambiar el punto de vista.


A Cloudy Lesson from Ringling Computer Animation on Vimeo.

A clouddy lesson
Dirección: Yezi  Xue
Ringling College of Art + Design
www.ringling.edu
Department of Computer Animation
Class of 2010




lunes, 7 de noviembre de 2016

Concurso "Una disparatada historia familiar!

¡GRACIAS A TODOS POR PARTICIPAR!
Aquí te presentamos las disparatadas historias que ganaron el concurso... ¡Te invitamos a disfrutarlas!

1° - Familia GARCÍA PEDRODA
"Una familia que le gustaba mucho la música, un día estando en su casa de campo, se dieron cuenta que sus instrumentos no estaban. Papá y mamá salieron con sus hijos a buscarlo.
Mientras ellos los buscaban, escucharon a lo lejos un sonido muy lindo de instrumentos musicales. Mamá dijo: "me parece que esos son nuestros instrumentos". Cuando se acercaron al lugar de donde venía ese sonido, se encontraron con la jirafa tocando el violín de Catalina, al oso tocando el teclado de papá Diego, al león tocando la batería de Salvador y al puercoespín y al quirquincho con los micrófonos de mamá Noelia y Amelia; ante esta fiesta tan divertida no nos quedó otra que unirnos a la banda"


2° -  Familia FIGUEROA
"Había una vez una señorita llamada Laura que se dedicaba a relatar poesía por las calles de una pequeña gran ciudad. Un día justo cuando decidió a ponerse a recitar, la lluvia comenzó a mojarlo todo. Fue allí cuando pasó Ricardo, el astuto Ricardo, quien con su empeño y valentía ayudó a proteger los papeles llenos de poesías de la señorita Laura.
Comenzó entonces la más romántica historia de amor que ellos hubieran vivido. 
El tiempo pasó. Llegó a sus vidas el pequeño Máximo, gladiador sin igual, creador de historias interminables mientras juega con autitos, autitos y más autitos. Se convirtió en poco tiempo en el más tierno y mimoso de la familia, dando abracitos calentitos cada medio segundo, pero como sentían que algo faltaba, buscaron y encontraron a Valentina, su segunda hija, quien vino llena de coraje y un brillo azul que iluminó a todos. Así se formó la familia de la señorita poeta y el astuto Ricardo.
Los niños heredaron sus gustos por los juegos con soldaditos, muñecas, casitas de cartón y lecturas nocturnas antes de dormir. Aunque también disfrutan de los paseos que la señorita poeta siempre propone, aunque sea tan solo salir a caminar. Es una familia de cuatro verdaderos inventores de historias increíbles que llenan sus días de juegos, lecturas y sobre todo de mucha diversión."



3° - Familia CORTIÑAS
"Había una vez un hermoso niño llamado Ulises. Se llamaba así porque a sus papás les gustaba mucho viajar y querían que el fuera un viajero. 
A su mamá le encantaba armar rompecabezas de pequeña y a su papá le gustaba jugar a las bolitas. De todas las personas de la familia, la más besuquera y cariñosa es la abuela que siempre los visitaba con caramelos en los bolsillos. Sin embargo, la persona más aventurera y alocada es la tía, que un día se fue de viaje a la selva, subió un puente muy alto, se ató los pies y se tiró al río. ¡Una loca la tía! 
Todos en la familia recibieron sorpresas. La abuela se fue de viaje y trajo ropa para mamá y papá, y una bici para Ulises; pero lo más lindo en la familia es la historia de amor de la mamá y el papá que se conocieron en el colegio, se enamoraron y desde entonces están juntos y de ese amor nacieron Ulises y Mica."



4° - Familia DIAZ
"Había una vez una familia muy alborotada compuesta por cuatro integrantes: papá, mamá y dos indios, los cuales eran hermanos. Un día de sol, salieron de paseo por su barrio. Al pasar por la plaza se dieron cuenta que algo estaba mal, ¡faltaban las hamacas! 
Sorprendidos por lo sucedido llamaron al jefe Gorgori, el se puso a investigar y resultó ser que las habían llevado a arreglar...."  



5° Familia ECHEVARRÍA
"Había una vez una niña que le gustaba jugar con su familia y dibujar. Un día toda la familia salió de su casa a pasear, estaban felices. Después se dieron cuenta de que su hija no estaba con ellos y se preguntaron "¿Dónde esta? ¿La dejamos en casa?", se empezaron a preguntar toda la familia. Habían ido toda la familia:  primos, tíos, abuelos, etc.
Cuando se hizo de noche, volvieron a la casa y la encontraron jugando en la mesa con sus muñecas y peluches. 
La familia se unió a ella para jugar. Ellos jugaron como 4 hs felices. Fue muy lindo y será un recuerdo que nunca se olvidará"



¡FELICITACIONES A TODOS LOS GANADORES!

Te invitamos a que puedan seguir creando disparatadas historias junto a tu familia donde el amor y la alegría puedan llenar cada momento... ¡Anímate a hacerlo!

Una abuela especial, ¡como todas las abuelas!

El cuento de hoy está dedicado a las abuelas, porque tengan el color de pelo que tengan todas son especiales.  Nacho y Tobi (de la historieta Mayor y menor) dicen que las abuelas son mamás sin peros.

Y si las abuelas son especiales, la abuela de pelo rosa es MUY especial, pero no porque tenga el pelo rosa…. Bueno, ¡eso también la hace especial! Pero la abuela de pelo rosa es especial porque nos hace pensar que tipo de abuelos queremos ser.

No tiene dientes pero da  besos y abrazos a montones, es grande y pequeña a la vez, huele a flores y llena la casa de aromas a la hora de cocinar… Sabe de plantas, de la familia, de la vida…. Y aunque ella diga que no trabaja, nosotros sabemos que trabaja y mucho porque siempre está ocupada en un nuevo proyecto.

¿Vamos a conocerla?



La abuela de pelo rosa
Tessie Solís
Ilustraciones de Guillermo Castellanos
Ed. Puerta Mágica – Tapatía. Guadalajara, México. 





lunes, 31 de octubre de 2016

La luna: un corto sobre la familia y nosotros

"La luna" es un corto de Pixar que ilustra en 6 minutos 3 generaciones de una familia. ¿Qué trabajo tiene esta familia? Uno tan importante que se transmite de padre a hijos.

Un abuelo, un padre y un hijo: cada uno de ellos usa la misma gorra con su propio estilo. Así también, cada uno hará el mismo trabajo de una manera distinta. Desde una vieja escoba hasta un martillo. ¿Quién podría decir cuál es la herramienta más adecuada?

Las familias son así: nos reconocemos en los detalles y gestos, nos nutrimos unos a otros, nos acompañamos y cada uno sigue siendo quien es. A fin de cuenta, la familia nos ayuda a sacar ¡nuestra mejor versión!