viernes, 23 de septiembre de 2016

El camaleón camaleónico: ¡ser nosotros mismos!

Había una vez un camaleón TAAANN camaleónico que cuando descubrió que podía ser lo que quisiera, quiso ser todo lo que vio.

El problema era que nuestro camaleón no estaba conforme consigo mismo: él creía que era pequeño (demasiado) y que no tenía fuerza (por lo menos mucha fuerza). Entonces, el día en que visitó el zoológico, quiso ser como un oso polar, un pez, un ciervo y hasta una jirafa. Porque pensó que siendo grande y blanco (como un oso polar), nadando (como un pez), corriendo (como un ciervo) y viendo las cosas desde muy lejos (como una jirafa) sería feliz.

Pero no fue así.  Por suerte el camaleón de esta historia descubrió que la felicidad no está en lo que tenemos o en lo que parecemos, sino en ser nosotros mismos. No quiso más parecerse a otro, ya solo quiere ser él mismo: el camaleón camaleónico.

¿Lo escuchamos juntos?




El Camaleón Camaleónico
Autor: Eric Carle
Traductor: Esther Rubio Muñoz
Editorial Kókinos www.editorialkokinos.com


Publicar un comentario